Mascarillas naturales para el cutis: piel grasa o piel seca

mascarilla_mielImage courtesy of comzeal at FreeDigitalPhotos.net

La piel es el órgano más extenso de todo nuestro cuerpo. En particular, la piel de la cara refleja nuestro estado de salud y armonía por lo que es importante mantener una buena rutina de limpieza y cuidado de nuestro cutis. Sin tener que recurrir a productos industriales, es posible optar por mascarillas naturales preparadas en casa con ingredientes que se pueden conseguir fácilmente.

  1. Mascarilla para pieles grasas: La piel grasa es una piel delicada que, para defenderse, produce una excesiva cantidad de cebo.  Una vez a la semana o cada 15 días, podemos preparar una mascarilla a base de arcilla verde ventilada. Para prepararla bastará mezclar 2 cucharadas grandes de arcilla verde, vertemos agua natural hasta conseguir una consistencia cremosa y así ya estaría lista. Podemos adicionar nuestra mascarilla con una cucharada de zumo de limón recién exprimido para dar un toque astringente y energético, además de un poco de miel para conseguir una versión más cremosa y nutritiva.
  2. Mascarilla para pieles secas: La piel seca es una piel extramente fina y que retiene poca agua. De ahí su aspecto árido y tendente a la formación de arrugas. Si optamos por un remedio natural para su cuidado, podemos preparar una mascarilla natural calentando un poco de miel mezclado y aceite de lavanda. Aplicamos una vez se haya enfriado y dejamos en posa durante algunos minutos.

Además de estas mascarillas específicas para pieles grasas o secas, podemos preparar en casa una mascarilla nutritiva con ingredientes totalmente naturales.

  • Mascarilla nutritiva para todo tipo de pieles: Una vez al mes, podemos optar por aplicar una mascarilla nutritiva y revitalizante para nuestra piel. Una opción es prepara una mascarilla con 3 cucharadas de harina de avena, una cucharadita pequeña de miel y agua natural suficiente para obtener una consistencia densa y cremosa. Aplicar y dejar actuar durante algunos minutos. Aclarar con abundante agua templada y finalizar aplicando un tónico a base de ingredientes naturales y específico para cada tipo de piel.

Aplicar una mascarilla específica para tu tipo de piel un par de veces al mes es un gesto que, además de cuidar tu piel y mantenerla sana, te hará sentir mejor desde un punto de vista psicológico, ya que te estarás cuidando y mimando con gestos sencillos y con productos naturales creados por ti misma.

Recuerda que estos son solo consejos sin pretender ser ningún tipo de tratamiento médico. Si sufres de algún problema específico de la piel, no dudes en consultar a un dermatólogo antes de probar ningún remedio casero o natural.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

WordPress.com.

Subir ↑